El PP de Barakaldo acusa al Alcalde de engañar a 300 usuarios y de dejar en la calle a los 5 trabajadores del gimnasio del polideportivo de Lasesarre

  • Fernández: “Comprobamos hoy, como en tantas otras ocasiones, lo que vale la palabra del PSOE: cero”
  • El equipo de gobierno se comprometió a que el gimnasio siguiera operativo con los mismos servicios.

30. abril. 2015.- Mediante un comunicado de prensa, la candidata a la alcaldía de Barakaldo, Amaya Fernández, ha denunciado el cierre del polideportivo de Lasesarre y ha acusado al Alcalde y candidato socialista de mentir a todos los barakaldeses y, en especial, a los 300 usuarios del gimnasio y de dejar en la calle a sus 5 trabajadores.

 Como recordarán, la polémica se inició cuando el equipo de gobierno socialista decidió rescindir el contrato con la empresa que, hasta el pasado jueves 30 de abril, gestionaba el gimnasio (Azatres, SL), sin haber procedido a la licitación pública de un nuevo contrato que diese continuidad a un servicio del que hacían uso 300 barakaldeses, y en el que trabajaban 5 personas.

Una vez rescindido el contrato, la empresa anunció el cierre del gimnasio el 30 de abril a través de carteles informativos colocados en las instalaciones del gimnasio. A raíz de ese anuncio, varios usuarios y trabajadores se pusieron en contacto con el grupo popular para hacerle llegar su preocupación por la continuidad del servicio y por sus puestos de trabajo, así como para informar de que no habían cobrado la nómina del mes de marzo y preveían igual suerte con la de abril.

Tras conocer esta situación, el Partido Popular solicitó la convocatoria urgente del Consejo de Administración del Instituto Municipal de Deportes y denunció públicamente los hechos ante los medios de comunicación.

No tardó el equipo de gobierno en acusar a los populares de mentir y sembrar falsos miedos en torno al cierre y, a través de un comunicado de prensa, el gobierno municipal aseguró que el servicio se seguiría prestando a partir del 30 de abril: “el próximo de 30 abril la actual empresa adjudicataria cesará su actividad, si bien el servicio se seguirá prestando. Por tanto, el gimnasio seguirá operativo con los mismos servicios existentes en la actualidad”.

http://www.barakaldo.org/portal/c/document_library/get_file?uuid=1a2baa81-11e1-44c4-8176-9c4eea908391&groupId=10317

El propio Alcalde afirmaba, el 20 de abril, a las 19:57, en su cuenta de Twitter lo siguiente: “Por si alguien tenía alguna duda: NO se va a cerrar el gimnasio del polideportivo de Lasesarre. Los usuarios y usuarias pueden estar tranquilos, porque el servicio se mantendrá tras cesar el próximo día 30 el contrato con la actual empresa adjudicataria por sus incumplimientos”.

“Comprobamos hoy, como en tantas otras ocasiones, lo que vale la palabra del PSOE: cero. Dijo el Alcalde que el servicio continuaría a partir del día de hoy, 30 de abril, y la realidad es que él mismo reconoce hoy que el servicio se prestará a partir de hoy” explicó Fernández.

Otro ejemplo más de que el PSOE es muy amigo de eslóganes y palabras huecas a las que no acompañan los hechos. No sirve de nada pasarse el día anunciando que la prioridad es la creación de puestos de trabajo en Barakaldo, si no conservamos los puestos de trabajo que ya existen. Este es el caso de la plantilla de trabajadores del gimnasio del polideportivo de Lasesarre: cinco puestos de trabajo que se podían haber mantenido. Cinco puestos de trabajo que, además, eran indefinidos.

La candidata popular calificó de “nefasta” la gestión de los socialistas en todos los asuntos que tienen que ver con el Instituto Municipal de Deportes. Recordó la inversión de 700.000€ en la construcción del spa que nunca se ha puesto en funcionamiento; el cierre de la cafetería del polideportivo de Lasesarre con el consiguiente perjuicio para los usuarios y padres y familiares de usuarios, junto con la pérdida de otros dos puestos de trabajo; la falta de previsión a la hora de licitar aquellos contratos que están a punto de finalizar, como es el caso de la cafetería de Gorostiza y del caso que nos ocupa: el gimnasio de Lasesarre.