El PP propone modificar el sistema de sorteo de los cursos de las Casas de Cultura y resarcir a los no admitidos

  • “las normas del sorteo son injustas porque producen que unas personas tengan más probabilidades de ser admitidas que otras”

26. octubre. 2016.-  El Partido Popular de Barakaldo ha presentado una moción urgente al Pleno Municipal que se celebrará este jueves en la que solicita la modificación del sistema de sorteo por el que se asignan las plazas de los cursos que se realizan en las Casas de Cultura.

La portavoz popular, Amaya Fernández, ha afirmado que el objetivo es poner fin a un sistema injusto, garantizando que todas las personas que rellenan y entregan las solicitudes, para participar en los cursos, tengan las mismas probabilidades y, no como ocurre en la actualidad, que unas tengan más, incluso muchísimas más, probabilidades que otras.

El problema es que en todos los cursos ofrecidos en las Casas de Cultura la probabilidad de ser admitido es muy diferente, cuando tendría que ser idéntica.

“El hecho de que este año el sorteo haya sido público y ante notario ha aflorado el “fallo” que tienen las propias normas por las que se asignan las plazas de los cursos culturales. Es una injusticia que el gobierno municipal debe reparar sin más demora. No se puede dejar pasar como si tal cosa con el argumento de que al año que viene ya se verá”. 

DENUNCIAS CIUDADANAS

Los ediles populares se han hecho eco de las quejas y denuncias ciudadanas que hablan incluso de manipulación y cuestionan abiertamente la metodología empleada en el sorteo para la asignación de las plazas de los cursos culturales. Contrariamente a lo que se puede pensar, el sorteo no se hace entre el número de inscripciones efectivamente presentadas, sino que, independientemente del número real de personas inscritas, se extrae un número comprendido entre el 1 y el 3502 (hay saltos entre los números asignados, y las personas inscritas, de hasta 500 números), y a partir de ese número se asignan las plazas. Los ciudadanos denuncian que quienes conocen cómo funcionan las normas del sorteo pueden aprovecharse de esta circunstancia para aumentar notablemente sus posibilidades de conseguir plaza en el curso y reducir en esa proporción la de que otros la consigan.

Los populares han explicado lo ocurrido con un ejemplo práctico, el curso BASA04, Bailes de Salón de la Casa de Cultura Clara Campoamor, había 70 solicitudes que, una vez ordenadas, empezaban en el número 9 y la última era el número 2695, no siendo los números correlativos, lógicamente. Para que un ciudadano con solicitud número 1201 fuera admitido en las 20 plazas del curso, tendría que salir un número comprendido entre el 965 y el 1201, en total 237 probabilidades de 3502 (6,7%). Sin embargo, el ciudadano con número de solicitud 9 sería admitido si el número del sorteo fuera del 1 al 9 y del 1192 al 3502, es decir, 2320 probabilidades entre 3502 (66,25%). Casi 10 veces más que el ciudadano que tiene el número 1201. Esto es debido a que el sistema empleado para el sorteo permite los saltos de numeración de las hojas de solicitud.

“Lo lógico es que si un curso tiene 20 plazas y hay 70 solicitudes, el sorteo se haga entre los números 1 a 70, sacando un número al azar a partir del cual se asignarían las 20 plazas de admitidos. Así, todas las personas inscritas tendrían las mismas posibilidades de acceder al curso”, ha propuesto la portavoz popular.

RESARCIR A LOS VECINOS PERJUDICADOS

Los populares creen que además de modificar el sistema de cara al próximo año, hay que resarcir a los vecinos y vecinas que no han sido admitidos y, por tanto, han resultado perjudicados por las normas del sorteo. Por eso, pedirán que se amplíe el número de plazas de los cursos existentes -sin perjudicar la calidad de los mismos- y que se realice un segundo sorteo entre los vecinos y vecinas que aparecen en las listas de no admitidos.