El Ayuntamiento de Barakaldo elaborará un Plan para instalar nuevas rampas mecánicas en el municipio como pedía el PP

● La portavoz del PP, Amaya Fernández, considera que “la instalación de rampas mecánicas debe ser un proyecto estratégico de este mandato municipal”

● El PP confirma que el Presupuesto Municipal presentado por el gobierno del PNV “no contempla partida económica para este fin, pese a que afirman lo contrario”   

 27 mayo 2016.- El Ayuntamiento de Barakaldo elaborará en los próximos meses un Plan de Accesibilidad para instalar nuevas rampas mecánicas en el municipio, tal y como proponía el PP, después de que el Pleno de Barakaldo respaldara ayer la moción presentada por los populares, cuyo objetivo es resolver los problemas de movilidad que afectan a los vecinos de la localidad.

Satisfecha por el apoyo recibido, la portavoz del PP de Barakaldo, Amaya Fernández, subraya que “los problemas de accesibilidad que existen en forma de pendientes importantes dificultan la conexión entre barrios o el acceso a equipamientos sanitarios. Una situación que se ve acrecentada por el hecho de que muchos de nuestros convecinos son personas de avanzada edad que se encuentran con estos problemas cuando necesitan desplazarse a otros barrios o acudir a un equipamiento público de primera necesidad”.

Fernández ha defendido que ya ha transcurrido un año del presente mandato municipal sin que el gobierno municipal del haya empezado a trabajar para solucionar estos problemas. “Nuestra apuesta es clara, es uno de los proyectos de infraestructuras estratégicos para nuestra ciudad, por eso hay que reactivar la instalación de nuevos accesos mecánicos”.  

De hecho, el PP de Barakaldo ha puesto encima de la mesa la construcción de cinco nuevos accesos mecánicos:

  • Rampas mecánicas en la calle Eguskiaguirre: conectarían los barrios de Zuazo y San Vicente.
  • Accesos mecánicos en el barrio de Rontegi, para salvar el problema de accesibilidad del centro de salud.
  • Rampas mecánicas en la calle Andikollano: para unir los barrios de Lutxana, Llano y Cruces. Además, facilitaría el acceso de los vecinos de Lutxana al centro de salud.
  • Rampas mecánicas en la calle Amézaga: enlazarían los barrios de Retuerto y La-Paz. Son muchos los vecinos de Retuerto que se ven en la necesidad de desplazarse al barrio de Cruces para ser atendidos en el Centro de Salud o en el hospital, además de acceder a los centros educativos ya que en Retuerto no hay colegios.
  • Elementos mecánicos en Avenida Euskadi: para acercar el barrio de Retuerto a la estación de metro próxima al BEC. “Cuando se construyó la estación de metro de Ansio se hizo una chapuza porque se tenía que haber hecho una segunda boca de metro en Retuerto. Era de puro sentido común. Pero no fue así y ahora hay que dar alguna solución que acerque este núcleo de población a la red de metro”, puntualiza Fernández.

Por otro lado, la edil popular ha asegurado que “no es verdad que el Presupuesto Municipal presentado por el gobierno municipal, y que se encuentra en período de enmiendas, contemple una partida económica para construir los accesos mecánicos del barrio de Rontegi, tal y como el portavoz del PNV afirmó durante el debate de este asunto en la sesión plenaria”.

“Es incomprensible que se falte a la verdad en una cuestión que es tan fácil de comprobar, basta leer el anexo de inversiones y el crédito adicional del Presupuesto para ver que no hay ninguna partida económica para este fin”.

Los populares confían que en el trámite de enmiendas se pueda incorporar una partida económica para retomar la instalación de accesos mecánicos en Barakaldo

BRECHA SALARIAL EN SALARIAL

Por otro lado, el PP de Barakaldo ha registrado 8 enmiendas al III Plan para la igualdad de mujeres y hombres, presentado por el gobierno municipal.

Los concejales populares han centrado sus propuestas en las dos cuestiones en las que, a día de hoy, aún se siguen produciendo situaciones de desigualdad: la conciliación y la brecha salarial.

Fernández advierte de que “los estudios a nivel nacional concluyen que las mujeres ganan un 24% menos por desempeñar trabajos de igual valor, una diferencia que sube hasta el 32% en las actividades laborales técnicas. Todo esto supone que las mujeres tendrían que trabajar 88 días más al año para percibir el mismo salario que los hombres. Por no mencionar el reducido número de mujeres que ocupan puestos de alta dirección”.

“Estos datos los conocemos todos, pero no se hace nada o, al menos, no lo suficiente para solucionarlo. Y, desde luego, no cabe suponer que Barakaldo sea un oasis en esta materia”.

“Por eso, hemos pedido que se elabore un informe municipal que analice el problema de la brecha salarial en nuestro municipio, para conocer cómo está afectando el problema en nuestra ciudad y poder tomar medidas que acaben con esta injusticia que tiene consecuencias en el presente, en forma de un menor salario, pero también las tendrá en el futuro, ya que al cotizar menos también las mujeres percibirán pensiones más bajas”, ha explicado Fernández.