El PP de Barakaldo urge a analizar en Junta de Portavoces las consecuencias de la Sentencia sobre Ansio-Ibarreta

● La portavoz del PP, Amaya Fernández, recuerda la resistencia casi numantina de su grupo a aprobar el acuerdo plenario  sobre ese solar

● “Este periplo judicial que dura ya una década tiene su origen en el error garrafal del área de urbanismo, en manos de los socialistas en aquel momento”

● “Queremos que, de una vez por todas, se despejen las dudas sobre este proyecto urbanístico”

16 marzo 2016.- El PP de Barakaldo urge a convocar una Junta de Portavoces para analizar las consecuencias urbanísticas y económicas que acarrea la Sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco sobre Ansio-Ibarreta y para abordar las decisiones que se van a adoptar a partir de ahora.

La portavoz del PP de Barakaldo, Amaya Fernández, ha señalado en rueda de prensa que ya ha solicitado a la alcaldesa, Amaia del Campo, que reúna este órgano con el objetivo de explicar a los grupos de la oposición, la situación en la que se encuentra el consistorio y de qué manera le va a afectar este dictamen.

El fallo de la Sentencia, que es firme, declara la parcial disconformidad a derecho del acuerdo plenario por el cual el gobierno socialista modificó el Plan General en el ámbito de Ansio. Este cambio consistió básicamente en calificar como suelo urbano la parcela y en adscribirla al ámbito urbanístico Ansio-Ibarreta.

El dictamen del  TSJPV, por tanto, expresa la nulidad de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana por la que el terreno que fue número 68 de la Avenida Euskadi se adscribe al Sector SSU-01 Ansio-Ibarreta.

“Desde el principio el Grupo Municipal del PP mostramos una resistencia casi numantina  a aprobar este acuerdo plenario e insistimos en que no era la mejor opción porque ya el Tribunal Supremo nos había advertido de que esa modificación no era posible”, ha señalado Fernández.

10 AÑOS DE PERIPLO JUDICIAL

La portavoz del PP ha explicado que este “pleriplo judicial” -que dura ya más de una década- tiene su origen en el “error garrafal que cometió el Área de Urbanismo del Ayuntamiento, entonces dirigida por el PSE, al calificar como suelo no urbano la parcela de terreno que hoy ocupa la rotonda de Retuerto y que entonces albergaba un taller de reparación de camiones e incluirla en el desarrollo urbanístico del ámbito Ansio-Ibarreta”. Los responsables de urbanismo decidieron asignar a los propietarios una indemnización de 256.037 euros.

Fernández ha relatado que los propietarios recurrieron esta “injusticia” ante los tribunales. Finalmente, la Sentencia del Tribunal Supremo de 19 de octubre de 2006 estimó sus peticiones y declaró la nulidad de pleno derecho del PGOU de Barakaldo, en cuanto a la clasificación como suelo urbanizable y no como suelo urbano, del solar sobre el que se levantaba el pabellón industrial, dejando sin efecto su inclusión. Además, se reconoció a los propietarios una indemnización de 2.419.940 euros, que fueron abonados de las arcas municipales. Un 800% más que la cifra de indemnización estimada por el Ayuntamiento.

La popular ha señalado que, en cumplimiento de la Sentencia, el gobierno socialista elaboró una propuesta de modificación del Plan General en el ámbito de Ansio que básicamente consistía en calificar como suelo urbano la parcela y en adscribirla al ámbito urbanístico Ansio-Ibarreta. “Cuando se aprobó en el Pleno ya dijimos que se estaba incumpliendo la sentencia del Tribunal Supremo porque adscribir e incluir significan lo mismo, y tiene los mismos efectos. Recordamos que expresamente el Tribunal Supremo había señalado que este solar no podía estar incluido en el sector. La respuesta fue la habitual: la huida hacia adelante”, ha censurado Fernández.

“Queremos que, de una vez por todas, se despejen las dudas que nuevamente se ciernen este proyecto urbanístico, y la afección que puede tener para las arcas municipales”, ha pedido la portavoz del PP.