EL PP PROPONE REGULAR MEDIANTE ORDENANZA LOS LOCALES DE OCIO JUVENILES

• Fernández apuesta porque los jóvenes participen en la redacción de la ordenanza

16.octubre.14.- La portavoz del Partido Popular de Barakaldo, Amaya Fernández, ha anunciado la presentación de una moción en la que proponen la aprobación de una Ordenanza Municipal Reguladora de las lonjas utilizadas por los jóvenes del municipio.

Los populares quieren que el Ayuntamiento de Barakaldo siga los pasos de otros municipios vascos como Potugalete, Vitoria o Elgoibar y regule el uso de las lonjas juveniles. El objetivo es que esta regulación contribuya a minimizar los problemas que, en ocasiones, se generan con las comunidades de vecinos por su uso en horario nocturno, por los ruidos provocados o por la ocupación de los espacios de uso común. También se resolvería la preocupación por la falta de condiciones adecuadas de seguridad y salubridad de algunas de las lonjas.

Desde hace varios años se constata en Barakaldo la proliferación de locales que los jóvenes utilizan en su tiempo libre como espacios de encuentro y socialización. Este creciente fenómeno de alternativa al ocio juvenil implica que un grupo de jóvenes se juntan para contratar el alquiler de un local situado en los bajos de un edificio residencial y lo habilitan como espacio de estancia y encuentro. En la mayoría de los casos disponen de aparatos de música y televisión, así como equipos de calefacción y electrodomésticos como frigoríficos o microondas.

El Observatorio Vasco de la Juventud señala que el 20% de los jóvenes tiene un local y un 27% aspira a tenerlo. Por lo general, los titulares del contrato de alquiler son mayores de edad (más del 80% son mayores de 20 años). En otros casos, los titulares del contrato son los padres y madres. No obstante, más del 40% de las personas usuarias tienen una edad inferior a 20 años.

En opinión de los populares, esta realidad debe ser tenida en cuenta y regularse. Supone para el Ayuntamiento tanto la oportunidad de acercamiento a los jóvenes, como la responsabilidad de evitar riesgos de seguridad, insalubridad o amenazas para los derechos de terceros.

Fernández ha explicado que el contenido mínimo de la futura ordenanza debería seguir las recomendaciones recogidas en el Documento de Bases sobre los locales de jóvenes de ocio juvenil hecho público por el Ararteko el pasado mes de abril:

Requisitos técnicos y de seguridad: la ordenanza deberá incorporar expresamente las condiciones técnicas de aislamiento acústico y de seguridad en las instalaciones. Por ejemplo, sería necesario que la instalación eléctrica contase con el certificado o boletín de un instalador autorizado; disponer de un extintor de incendios homologado; así como, en el caso de que el local no esté insonorizado, no superar los dB de música ambiental en el interior que se suponen normales para una vivienda.

Intervención municipal para la resolución de conflictos: se incluirán mecanismos alternativos para resolver los eventuales conflictos en torno a la convivencia.

Medidas sancionadoras: para el caso de que las personas responsables del local infrinjan las condiciones de uso del local.

PARTICIPACIÓN DE LOS JÓVENES

El procedimiento administrativo que conlleva la aprobación de las ordenanzas municipales puede favorecer la participación ciudadana. Por eso, los populares quieren que en el proceso de elaboración, además de los departamentos municipales de drogodependencias, medioambiente y seguridad ciudadana, también participen las asociaciones de jóvenes del municipio.

“Queremos que los jóvenes barakaldeses participen activamente porque creemos que la participación en la gestión de lo que a uno le interesa genera responsabilidad”, apostilló la edil popular.